martes, 9 de enero de 2018

Capítulo 67 - El Incidente en Leibnitz (Parte I)

Temprano por la mañana del siguiente día, dejamos Kesseck a través del portón norte y viajamos por la carretera que Chiome apuntó con “Dimensional Step”.
Chiome estaba sorprendida al principio, y su expresión permaneció en blanco por un rato, pero después de unas pocas transferencias, ella empezó a lucir emocionada mientras el escenario cambiaba con cada paso.
Ella ya había vito “Transfer Gate”, el cual me permitía instantáneamente viajar a cualquier lugar que yo pudiese recordar, así que podría haber sido más fácil para ella aceptar “Dimensional Step”. Bien, supongo que la magia como esta sería bastante útil para un ninja.
Las montañas en el lado occidental de la carretera, con el bosque como su base, eran llamadas las montañas Shiana.
Vimos mucha tierra cultivada alrededor de las afueras del bosque.
Justo antes del mediodía, nuestro destino se volvió visible desde la carretera.
La ciudad y sus murallas eran ligeramente más grandes que las de Kesseck y su muralla. Había una gran fortaleza al lado de la ciudad donde los carruajes estaban constantemente yendo y viniendo.
[Nunca imaginé que podríamos llegar aquí tan rápidamente. Fui desde Calcultta directamente hacia Kesseck, aun así, estoy sorprendida que las arregle para alcanzarlos.] Chiome
Chiome murmuró tal cosa mientras yo estaba mirando al paisaje urbano de Leibnitz.
Ya que tomamos un pequeño viaje opcional después de separarnos con ella, nuestra reunión pudo haber sido debido a su suerte. También podría haber sido debido a la guía que recibimos de los espíritus, pero Ariane parecía decaída por alguna razón cuando dije eso.
Entramos a Leibnitz a través del portón sur.
Chiome simplemente caminó hacia los guardias, les mostró algo a ellos, habló unas pocas palabras y luego, fuimos permitidos entrar a la ciudad sin mucho problema.
Ella debe haber preparado algunos pasaportes de antemano como parte de sus preparaciones.
Después de pasar a través del portón sur, la abundancia de personas en el camino principal inmediatamente captó mi atención. Había una sección elevada de la ciudad junto al lado oriental de la muralla que estaba bloqueada por su propia muralla. Tal vez ese distrito oriental era la vieja ciudad y todo más allá de la muralla era parte de la nueva ciudad. La muralla era más pequeña que la nueva muralla exterior, tal vez esta servía como la original muralla de la ciudad en el pasado, pero ahora, era solo usada como la división entre la vieja a nueva ciudad.
Chiome se dirigió más profundo en la ciudad y pasó a través del portón guiando al viejo distrito de la ciudad.
[Ya que esta podría ser una investigación prolongada, deberíamos asegurar una posada primero. La mayoría de estas están ubicadas en el viejo distrito de la ciudad debido a la relativa seguridad sobre el distrito de la nueva ciudad, y es más fácil para las personas como nosotros actuar en un lugar como ese.] Chiome
Asentí ante la explicación de Chiome mientras miraba al concurrido distrito de la nueva ciudad. Las calles eran más estrechas en el viejo distrito de la ciudad, pero las personas naturalmente daban pasada a un Caballero de dos metros de altura usando un manto, así que nosotros no éramos tan inconvenientes.
Después de caminar por las concurridas calles del viejo distrito de la ciudad, reservamos una habitación en una pequeña posada cerca.
[Separémonos aquí para reunir información.] Chiome
En el momento después de que reservamos una habitación de posada, Chiome hizo esa sugerencia.
[Considerando que esta es mi primera vez realizando una infiltración en Leibnitz, creo que es mejor estar preparados apropiadamente. Aunque oí algunas historias de los ancianos de mi villa, vamos a inclinarnos por el lado de la precaución.] Chiome
[No tengo ninguna objeción a eso. Sin embargo, los dos nosotros no somos tan geniales a reunir inteligencia.] Arc
Mientras yo aprobaba la sugerencia de Chiome, tuve que suspirar y admitir nuestra falta de habilidad.
[Espera, ¿estás incluyéndome en esa declaración?] Ariane
Ariane dejó de acariciar la piel de Ponta y protestó ante mi declaración.
[Necesitamos aceptar los hechos.] Arc
Ariane frunció el ceño e hinchó sus mejillas cuando dije eso.
Todos tenían sus puntos fuertes y débiles, y nosotros simplemente éramos inadecuados para esto. Yo no podía remover mi casco o armadura, mi apariencia ahuyentaría a los trúhanes y matones que pudiesen vender información, y causaría que la población en general evitase hacer contacto visual. Lo cual elevaría la dificultad de reunir información.
En el caso de Ariane, ella tenía que cubrirse completamente a ella misma con su manto para esconder sus orejas puntiagudas, su piel lila y sus ojos dorados. Como resultado, todos sospecharían de ella cuando ella intentase ganar información. Ella podría potencialmente aflojar los labios de hombres cachondos al tomar ventaja de su voluptuoso cuerpo y encantos femeninos, pero ella parecía carecer de cualquier habilidad en seducción.
Ya que Chiome era básicamente indistinguible de un humano regular cuando ella escondía su cola y vestía un sombrero sobre sus orejas, ella no intimidaba o levantaba sospechas en las personas como los dos nosotros hacíamos.
Había una obvia diferencia entre las habilidades de recolección de información de los tres nosotros. Si hay un experto en un cierto campo alrededor, no hay vergüenza en prestar su fuerza.
[Entiendo…] Ariane
Cuando yo minuciosamente y exhaustivamente le expliqué todo a Ariane, sus orejas se ruborizaron un poco y ella se dio la vuelta de mí.
[¿Deberíamos reunirnos en esta posada esta noche entonces?] Chiome
Nosotros asentimos a la sugerencia de Chiome y dejamos la posada.
Una vez Chiome desapareció en el ajetreo y bullicio de la multitud, miré a Ariane.
[Entonces, ¿qué deberíamos hacer ahora…?] Arc
Ariane encogió sus hombros e hizo un gran asentimiento cuando le pregunté por sugerencias.
[Yo solo no puedo sentarme atrás y dejar todo a Chiome-chan.] Ariane
[¡Kyun!] Ponta
Por alguna razón, Ponta estaba altamente motivada mientras ella movía felizmente su cola mientras Ariane la llevaba. Sin embargo, el gruñido familiar desde su estómago indicaba que ella estaba esperando encontrar alguna comida deliciosa en la ciudad.
[Tomemos algunos bocadillos para Ponta mientras miramos alrededor del viejo distrito de la ciudad.] Arc
Chiome había ido al distrito de la nueva ciudad, así que nosotros deberíamos explorar el antiguo distrito. Dejando la muralla divisoria, viajamos por el camino principal que conectaba hacia el mercado de la ciudad.
Varios puestos estaban alineados en las calles y yo tomé una mirada rápida alrededor mientras espera a que Ponta reaccionará a algo.
[Las personas si nos evita, justo como pensé.] Arc
[¿No es eso por cuan intimidante eres, Arc? ¿Por qué no intentas encorvarte mientras caminas?] Ariane
Cuando empecé a quejarme sobre las personas alrededor, Ariane hico una brusca sugerencia. Pero, incluso si yo hiciese eso, un dúo sospechoso todavía sería sospechoso.
Sin embargo, salí con otra idea.
[Ariane-dono, ¿puede usted escuchar a escondidas a las personas usando magia espiritual de viento? Algo similar a lo que hizo en Lanbaltic.] Arc
[Ah, ciertamente. Solo espera un segundo…] Ariane
Cuando Ariane asintió a mi sugerencia, yo coloqué a Ponta en su lugar habitual sobre mi cabeza mientras ella empezaba a susurra en su mano. Algunas luces inmediatamente comenzaron a reunirse en su mano.
La pálida luz comenzó a parpadear en su mano mientras ella continuaba susurrando.
Ariane de repente miró arriba y me hizo una pregunta.
[¿Puedes ver a alguien hablando por aquí?] Ariane
Escaneé el área alrededor y me concentré en un par de hombres de mediana edad hablando en un puesto al lado opuesto de la calle.
[¿Ellos están bien?] Arc
Ariane siguió mi línea de visión y se concentró en el par mientras susurraba en su mano y agitaba su mano causando que las luces desapareciesen sin ningún sonido.
Después de un rato, una brisa rodeó a Ariane antes de que ella me llamase.
[Arc, ¿puedes oírme?] Ariane
Cuando asentí diciendo sí, ella llevó un brillante dedo a sus labios en el gesto de silencio y yo regresé el mismo gesto a ella.
Cuando las luces empezaron a parpadear en su mano, comencé a oír una conversación que venía de ningún lado.
[¿No han estado los soldados realmente activos en la fortaleza recientemente?] Hombre
[La actividad de los monstruos alrededor de la frontera ha estado subiendo, yo incluso oí que los soldados han sido enviados a Kesseck para lidiar con esto.] Hombre 2
[Lo sé, pero sabes como estos días, siempre que alguien se acerca a la fortaleza, un soldado sale y los envía lejos.] Hombre
[Ah, oí que extraños gritos han estado viniendo desde la fortaleza recientemente.] Hombre 2
No mucho después, la conversación terminó y las pálidas luces desaparecieron.
Si oí correctamente, la seguridad alrededor de la fortaleza se ha vuelto dura recientemente. Las personas eran usualmente prohibidas de entrar a las instituciones militares, así que no sé cuan útil esa información sería.
[Este método es ideal para recolectar información en ciudades.] Arc
[Pero es bastante problemático…] Ariane
Ariane se quejó mientras ella repetidas veces invocó la magia espiritual para que nosotros pudiésemos escuchar a las personas caminando por las calles y merodeando en la espalda de los aliados.
Siempre que Ariane oí comentarios sobre alguien queriendo agarrar sus pechos o acariciar su gran trasero de los hombres que ella verificaba, yo tenía que luchar para tranquilizar su enojo y convencerla de regresar a escuchar a hurtadillas.
Sin embargo, la mayoría de las conversaciones de los residentes no ofrecían información muy útil, y había un límite en por cuanto tiempo ella podía mantener la magia activada.
Para asegurarnos que este viaje no fue un desperdicio completo, decidimos revisar algunos de los puestos.
La plaza de la ciudad estaba alineada con una variedad de puestos y estaba conectada a múltiples caminos de varios tamaños. Una pared de mansión era visible, justo al oeste de la plaza de la ciudad, desde aquí.
[El Señor Feudal probablemente está ahí. ¿Qué tal si echamos un ojo rápido?] Arc
Mientras nos dirigíamos hacia el castillo del Señor Feudal, pasamos por un inmenso edificio que llevaba el símbolo de la religión Hiruku, junto a la calle principal.
Era más grande que la iglesia en Kesseck, y los campanarios construidos en las cuatro esquinas de la iglesia eran más altos que las murallas del castillo.
Muchas personas estaban entrando y saliendo de la iglesia y yo capté la vista de un sacerdote vistiendo prendas similares a la de un Clérigo que yo podría jurar que he visto antes.
Ariane y yo rápidamente avanzamos pasando el lugar para evitar ese grupo de personas y caminamos hacia la sección suroeste del viejo distrito de la ciudad donde el castillo estaba.
Las calles pavimentadas casi vacías estaban alienadas con grandes edificios y los canales de agua remendados contribuían a la tranquila atmosfera con el sonido del fluir del agua que estos producían.
Era una hermosa área residencial, por decir lo menos. Sin embargo, el ambiente fue arruinado por el hombre quien repentinamente bloqueó nuestro camino.
Él era bastante alto, y acoplado con su exótica vestimenta, él lucía diferente de todos los demás que he visto hasta ahora en la ciudad.
Su cabello negro estaba retorcido en rastas y estaba acompañada con una barba de tres días. Un gran tatuaje podía ser visto asomándose desde debajo de su ropa.
El hombre tenía sus ojos lascivos en Ariane, y era claro por su caminar inestable y rojas mejillas que él estaba borracho.
[Je, je, je, hey, ¡hermosa señorita de ahí! Tienes un buen cuerpo, ¿nos así? ¿Qué tal si me acompañas un rato?] Hombre
Su apariencia y forma de hablar lo hacían parecer un mero matón, pero las ropas que él vestía parecían bien hechas. ¿Podría ser un noble o uno de sus vasallos tal vez?
Aunque él estaba vistiendo pantalones holgados, él no podía esconder completamente el bulto que tenía indudablemente dirigido hacia Ariane.
[No te me acerques.] Ariane
Ariane frunció el ceño al hombre mientras ella dispersaba el olor a licor que él tenía pegado. Sin embargo, el hombre no le prestó atención a la actitud de ella y solo procedió a perseguirla más forzosamente.
[Je, je, una luchadora~ me gustan esas también. ¿¡Qué tal si vamos a conseguirnos algo de buen licor!?] Hombre
Cuando el hombre intentó envolver su brazo alrededor de Ariane, yo lo agarré antes de que ella pudiese mandarlo a volar y torcí su brazo detrás de su espalda.
[¡¡AAAAHH!! ¿¡Qué estás haciendo bastardo!? ¿¡Sabes quien soy!?] Hombre
[Desembriágate la próxima vez que intentes ligar con mujeres.] Arc
Saliva voló por todas partes mientras el hombre gritaba y desesperadamente luchaba para liberarse a sí mismo. Ya que yo podía aplastar huesos al aplicar demasiada presión en mi agarre, intenté restringirlo sin usar demasiada fuerza, desafortunadamente, el borracho continuó temerariamente agitarse alrededor.
Los guardias inmediatamente serían convocados cuando una conmoción apareciese en el centro de la ciudad.
[Hey, ¡Déjalo!] Arc
[¿¡Koha!?] Hombre
Cuando yo ligeramente golpeé al hombre en el estómago, él se puso rígido por un momento antes de vomitar y desmayarse en el lugar.
Sentí un poco de alivio que él no hubiese tosido sangre y tripas.
[Hum~, él finalmente se calmó…] Arc
Encogí los hombros aliviado antes de tomar una ojeada rápida alrededor.
[… Supongo que te debe una, gracias Arc. Bien, … ¿qué haremos ahora?] Ariane
[¿Kyun? ¡Kyun!] Ponta
Ariane preguntó eso mientras miraba abajo al hombre desmayado.
El hombre yacía en su propio vomito con los ojos volteados. Probablemente interesada en su único estilo de cabello, Ponta se acercó al hombre y empezó a jugar con una de las rastas.
[No toque esa cosa asquerosa.] Araine
Ariane gritó mientras recogía a Ponta y se apartaba del hombre inconsciente.
[Ky~un~…] Ponta
Aparentemente, Ponta quería jugar con las rastas un poco más.
Ya que el hombre estaba vestido en buena indumentaria, nosotros solo cortejaríamos problemas si nos quedábamos aquí, así que sería lo mejor si nos fuésemos.
[Deberíamos irnos antes de que más problemas caigan en nuestro regazo.] Arc
[Tienes razón.] Ariane
Ariane inmediatamente concordó con mi sugerencia y dejamos el área, dejando al hombre en una piscina de su propio vomito.

Capítulo 66 - Gracias, Ninja Chiome

La ciudad del Sagrado Imperio Leburan de Kesseck estaba justo en frente de nosotros.
Con la cordillera extendiéndose hacia el noroeste, la recta y plana superficie de las altas murallas proyectaba la impresión de una ciudadela bastante robusta.
Ya que esta estaba erigida en una posición importante cerca de la frontera, la gran ciudad emitía una atmosfera impresionante, con el pequeño río que fluía al lado de esta y el impresionante campo que lo rodeaba.
Nosotros estamos viniendo desde la carretera oriental que conectaba Kesseck al Reino Rhoden, y bajo circunstancias normales, me imagino que la carretera estaría bastante ocupada, pero los únicos otros viajeros eran los pocos sobrevivientes de villas recientemente atacadas por monstruos.
Mientras nos acercábamos a la ciudad, el pacifico escenario de los caminos alrededor de Kesseck fue perturbado por personas quienes lucían diferente de los guardias normales.
Cada uno de ellos vestía una armadura ligera en colores apagados sobre uniformes manga larga y ellos llevaban una atmosfera similar a esa de fuerzas armadas.
Estos extraños individuos estaban manteniendo un ojo sobre todos a los que los guardias dejaban pasar por las puertas de la ciudad. Ya que no había muchas personas en nuestra carretera, nosotros fácilmente resaltábamos.
Considerando que éramos un elfo oscuro y un caballero esqueleto bajo nuestra capucha y casco, sería muy malo si ellos decidiesen cuestionarnos o forzarnos a mostrar nuestros rostros.
[Sería lo mejor si evitamos entrar por el frente.] Arc
[Sí.] Ariane
Ariane compartía mi preocupación y asintió.
Ariane y yo rodeamos la ciudad para encontrar un lugar con menos guardias y soldados. Ponta se había dormido hace un rato, y estaba ligeramente roncando sobre mi cabeza.
Los soldados estaban mayormente concentrados en el lado occidental de la ciudad, y ellos a menudo entraban y salían de una pequeña fortaleza al lado de la ciudad. Parecía como si la guarnición había sido construida bastante rápidamente, porque esta no era tan robusta y las fortificaciones de la ciudad les prevenían de ver lo que estaba pasando dentro.
Evitando el área, caminamos hacia el este de la ciudad y usamos “Dimensional Step” para primero subirnos sobre la muralla y luego dentro de la ciudad.
Mientras contemplaba cuan familiar esta manera de entrar a lugares se había vuelto, tomé otro vistazo alrededor.
Contrario a la falta de personas en la carretera, la ciudad estaba reventando con actividad. Mezclados entre las personas comunes, estaban muchos soldados sin armadura.
Notando que había muchos aventureros alrededor, suspiré en alivio. En este caso, no debería atraer demasiada atención.
[Aunque es bueno que entramos a la ciudad, todavía necesitamos buscar pistas sobre la ubicación de Drusus Du Barishimon…] Arc
Ariane me dio una mirada cuando yo dije eso. incluso si yo dije que deberíamos buscar por pistas, la única cosa que estaríamos haciendo era preguntar a las personas alrededor de la ciudad sobre esto y escuchar a los comerciantes.
El Imperio era diferente de Rhoden, y de lo que he oído, un elfo sería capturado inmediatamente si fuese descubierto, así que tenemos que evitar levantar un lío aquí.
Ya que no podíamos ser tan audaz en nuestra búsqueda, es mejor si nosotros simplemente sacamos el nombre del Vizconde Barishimon para movernos alrededor fuera de la vista de los guardias.
Después de entrar al camino principal, hicimos nuestro camino hacia el mercado abierto.
Era un lugar ideal para reunir información, porque nosotros seríamos capaces de detenernos y conversar con comerciantes mientras todavía nos mezclamos con la gran multitud presente.
Incluso mientras los olores de varias comidas iban a la deriva hacia nosotros, Ponta permaneció dormida. Después de remover a la dormida Pona de mi cabeza y entregársela a Ariane, me acerque a uno de los comerciantes de comida.
El hombre estaba vendiendo algo parecido a nueces como su producto principal. Este parecía ser una comida adecuada para viajar y las nueces eran vendidas por libra.
[Una libra, por favor.] Arc
[Enseguida.] Vendedor
El comerciante tenía una sonrisa amistosa mientras él, en una manera práctica, recogía algunas nueces de un gran saco lleno de estas y las colocaba en un contenedor.
[Eso será 1 rie, señor.] Vendedor
Me había preparado para preguntar al comerciante sobre el Vizconde Barishimon cuando sus palabras me hicieron pensar otra vez. No podía creer que falle en darme cuenta que la moneda cambiaría con el país.
Saqué una moneda de oro de la bolsa atada a mi cintura y se la entregué al comerciante.
[Perdón, pero, ¿con esto bastará?] Arc
[Por supuesto, las monedas de oro de Rhoden son aceptables. 9 ries es tu cambio.] Vendedor
El comerciante me entregó nueve monedas de plata con diferentes gravados que aquellas que he estado usando hasta ahora. Los materiales se sentían iguales, pero los gravados sobre las monedas más nuevas parecían haber sido hechos con una técnica más refinada.
Si el comerciante estaba siendo honesto, entonces, el valor del dinero no era diferente al de Rhoden, así que yo podía sentirme un poco aliviado.
[Señor, ¿es esta su primera vez en Kesseck?] Vendedor
[Ahh, sí. De hecho, estaba preguntándome si usted ha oído del territorio Barishimon.] Arc
Mientras contestaba al comerciante, saqué el nombre de Barishimon. En Rhoden, los Señores Feudales compartían el nombre con sus territorios, así que no debería ser muy sospechoso preguntar sobre el territorio mientras realmente solo se estaba preocupado por el noble que lo gobierna.
Sin embargo, el comerciante parecía confundido sobre algo mientras él lo pensaba.
[¿El territorio Barishimon? Lo siento, pero nunca he oído de este.] Comerciante
[Ya veo, perdón por molestarlo entonces.] Arc
Después de eso, comencé a preguntar a otros comerciantes de la misma manera sobre el territorio Barishimon, pero inmediatamente golpeé una pared.
[No pensé que no encontraríamos nada de nada…] Arc
Estamos al lado afuera del camino principal mientras yo me quejaba y aplastaba una nuez en mi mano y se la daba a Ariane. Ariane sostuvo la nuez en su mano, para que Ponta pudiese felizmente roerla y ella pudiese dichosamente acariciar la cabeza de Ponta.
Si piensas sobre esto, no cada noble tendría su propio territorio. También era altamente probable que el público general no conociese el nombre de un noble especifico, considerando cuan incomunicado este mundo era.
Yo estaba perdido, y justo cuando estaba luchando para encontrar que hacer, alguien nos llamó desde atrás.
[Parecen estar teniendo un poco de problemas.] Chiome
Cuando miré atrás, vi a una persona familiar calmadamente mirando en nuestra dirección. La última vez que vi a esta persona fue en la capital del Reino Rhoden.
Su cabeza estaba cubierta por un gran sombrero, ella tenía cabello negro corto y ojos azules y ella estaba vestida en ropas negras que le permitían fácil movimiento. A pesar de ser solo de 150 centímetros de altura, ninguna noción de ella siendo solo una chica de ciudad fue destruida por sus protectores de brazo y pierna y la daga en su cintura.
[¿¡Qu-, Chiome-dono!? ¿Qué está haciendo aquí?] Arc
Era Chiome, del Clan Blade Heart, una compañera en la liberación de las Personas de las Planicies y Montañas de la capital.
Ariane parecía un poco sorprendida cuando ella la vio.
[Después de separarme de ustedes, regresé a la villa escondida y recibí una nueva misión del jefe. Fui ordenada encontrar a Arc-dono, así que vine aquí. Pensé que esta sería la primera ciudad que ustedes visitarían para encontrar a su objetivo, y parece que corazonada fue correcta.] Chiome
Chiome habló en una voz monótona.
Aunque esta ciudad no era tan grande como Lanbaltic, esta ciudad todavía era muy grande. Yo estaba medio asombrado y medio celoso de su habilidad para encontrar a alguien en este lugar.
[Hmm, ¿tiene otra solicitud? Como dije antes, mi trabajo con Ariane no ha terminado, así que apreciaría si pudiese esperar por un poco de tiempo.] Arc
Chiome asintió como si ella entendiese lo que estaba diciendo antes de mirar a Ariane.
[Guardaré mi solicitud hasta que Arc-dono termine su solicitud, Ariane-dono. Sin embargo, ya que el tiempo es esencial, me gustaría ofrecer mi ayuda, a pesar de mi pobre habilidad.] Chiome
Cuando la mano de Ariane con la que estaba alimentando a Ponta se detuvo, Ponta ladeó su cabeza y miró hacia arriba a ella.
[No tengo ninguna objeción…] Ariane
Volteé hacia Ariane cuando ella dijo eso.
[Con la ayuda de Chiome-chan deberíamos ser capaces de terminar nuestra misión más rápido que si lo hiciésemos por nosotros mismos…] Ariane
[¿Sin negociaciones? Bien, ya he inspeccionado el territorio de la persona que están buscando.] Chiome
Chiome dijo eso mientras jactanciosamente inflaba su pecho. El espionaje era la especialidad de un ninja y ella era capaz de mostrar cuan útil sería justo cuando nuestra búsqueda golpeó un punto muerto.
[Jou, ¿ya llevaste a cabo una investigación? ¿Dónde está él?] Arc
Cuando el pregunté a Chiome sobre el Vizconde Barishimon, ella apuntó en la dirección norte.
[Al norte desde aquí, en el territorio Leibnitz, en una ciudad junto a la Cordillera Shiana.] Chiome
[¿Leibnitz? Ese es un nombre completamente diferente, ¿el Vizconde Barishimon es un criado del Lord del territorio?] Arc
[No, el Vizconde Barishimon es el Lord del territorio Leibnitz. En el Imperio Leburan Santo, el Emperador puede cambiar al Señor Feudal con una sola orden. Ya que el Lord que gobierna el territorio puede cambiar múltiples veces en la vida de un Emperador, los nombres de los territorios y su Lord no concuerdan a menudo.] Chiome
En otras palabras, este país era gobernado por un monarca absoluto.
[Además, el Imperio Leburan, el cual precedía a las variantes Occidental y Oriental, era un país bastante grande, y los nombres de los territorios ha permanecido igual desde antes de la separación.] Chiome
Ariane y yo estábamos escuchando a Chiome mientras ella daba su explicación cuando ella apuntó hacia nosotros como si ella recordase algo.
[Eso eso. Arc-dono y Ariane-dono, ustedes dos no pueden mostrar sus rostros en público, ¿pueden?] Chiome
Ariane y yo nos miramos el uno al otro antes de asentir en respuesta.
[Entonces, digamos que yo los contraté a los dos para ser mis guardaespaldas personales.] Chiome
Yo miré a Ariane para encontrar que ella estaba confundida por la oferta de Chiome.
[Solo aventureros pertenecientes a uno de los cuerpos de mercenarios autorizados son permitidos en el Imperio. Gracias a eso, los aventureros solo reciben ligeros cuestionamientos cuando viajan entre ciudades.] Chiome
No habría manera que nosotros pasásemos por un interrogatorio con un casco y una capucha puesta, por lo que seríamos forzados a huir y nuestras acciones futuras estarían restringidas.
Era solo natural que los planes cambiasen en diferentes ubicaciones y yo estaba más que agradecido por la presencia de Chiome, ni Ariane ni yo sabíamos como funcionaban las cosas aquí.
[¿Deberíamos partir hacia el territorio Leibnitz justo ahora?] Arc
Mientras acariciaba la cabeza de Ponta, Ariane nos miró a nosotros y esperó, pero Chiome negó con su cabeza.
[No, incluso en carruaje, tomará tres o cuatro días llegar al territorio Leibnitz. Si partimos justo ahora, solo tendría suficiente dinero para la mitad del viaje. Ya que atraeríamos atención en pequeñas villas, nos tendremos que quedar en las grandes ciudades.] Chiome
Chiome no estaba necesariamente equivocada… y, además, el cielo estaba empezando a dar paso al atardecer. Ya que gastamos tanto esfuerzo para entrar a la ciudad, nosotros podríamos bien quedarnos por la noche y partir hacia al territorio Leibnitz mañana.
Los tres o cuatro días de viaje deberían ser reducidos a medio día a lo máximo usando “Dimensional Step”.
[Entonces, ¿supongo que deberíamos buscar una posada para la noche? Ya que este es un vecindario bastante bonito, deberíamos ser capaces de encontrar una agradable posada pequeña.] Arc
Cuando dije eso, yo estaba mirando a las casas que se alineaban a la posada, pero Chiome negó con la cabeza.
[Hay una iglesia de la religión Hiruku en el vecindario, así que sería mejor si no nos quedamos aquí. Hay una posada decente cerca del distrito ligeramente peligroso al noreste. Por favor síganme.] Chiome
Ella parecía bastante familiar con la estructura de la ciudad, así que Ariane y yo la seguimos ya que ella no nos había dado ninguna razón para dudar de ella.
Mientras hacíamos nuestro camino hacia el distrito nororiental en el camino principal, un gran edificio solemne entró a la vista. Había un campanario en ambos lados de la entrada y murales grabados en las paredes. Sobre la entrada del edificio estaba el símbolo de un Vajra parecido al Budista.
El edifico estaba mejor construido y era más alto que esos alrededor de este.
[¿De casualidad esa es la Iglesia Hiruku?] Arc
Le hice a Chiome esa pregunta cuando caminamos pasando la iglesia.
[Eso es correcto. La religión Hiruku está profundamente arraigada en ambos Imperios, el Occidental y el Oriental, y esta sigue una doctrina de supremacía humana. De acuerdo a sus enseñanzas, las Personas de las Planicies y Montañas, los elfos, y los enanos son seres malignos cuya sangre ha sido manchada por los demonios.] Chiome
Esa es una doctrina bastante violenta. Cualquier lugar siguiendo la religión Hiruku está obligado a ser desagradable para Ariane y Chiome.
Ariane frunció el ceño bajo su capucha en disgusto mientras ella miraba atrás a la iglesia.
[¿El Reino Rhoden también está suscrito a la religión Hiruku?] Arc
Hice esa pregunta por curiosidad. Las Personas de las Planicies y Montañas como Chiome eran perseguidas en el Reino Rhoden, mientras que los elfos estaban técnicamente en igualdad de condiciones con los humanos de acuerdo a su tratado.
[El Reino Rhoden no se adhiere a la religión Hiruku. Una religión politeísta está unida a la fundación del país y la Familia Real prohíbe a los misioneros Hiruku incluso hasta este día. Sin embargo, hay solo una diferencia marginal entre este y la religión Hiruku, mi gente es despreciada como bestias nacidas de la copulación con monstruos, mientras que los elfos son estafadores que engañaron a los dioses para obtener sus favores.] Chiome
[¿¡Qué!? ¡Eso es una mentira!] Ariane
Ariane gritó indignada ante la explicación de Chiome. Chiome rápidamente pacificó a Ariane con un gesto de mano. Ariane estaba tan enojada que ella estaba ligeramente aplastando a Ponta contra sus picos gemelos de su pecho.
[Eso es nada más que celos por nuestra longevidad y nuestra mejor habilidad al manejar magia.] Ariane
Si las personas creyesen en las bendiciones de dioses, no sería difícil imaginar que los elfos habían injustamente recibido algunas a través de un engaño astuto. Un punto de vista bien humano del mundo, realmente.
Chiome dio lo mejor para pacificar a la enojada Ariane y terminamos nuestro día encontrando un posada en la que quedarnos.

Capítulo 65 - Eso que Trae Bendición y Tragedia (Parte II)

Cuando estuvimos fuera de la vista del grupo de subyugación, Ariane de repente murmuró algo mientras caminábamos.
[Hay una variedad de humanos…] Ariane
[Sip.] Arc
Yo contemplaba lo que ella dijo y tomé una rápida mirada atrás. Había una curva gradual junto a la carretera, y sus figuras ya eran obstruidas por los árboles.
Una vez nosotros entramos al territorio del Imperio, comencé a usar “Dimesional Step” en corto y frecuentes ráfagas.
Ya que he oído que el número de monstruos incrementó a lo largo de la frontera entre Rhoden y Leburan, acorté la distancia de las transferencias para reducir la oportunidad de encuentros.
Para evitar dirigirnos por el camino equivocado o de llegar a otra ciudad, Ariane revisaría nuestro progreso después de algunas transferencias.
Nosotros estábamos actualmente viajando hacia el noroeste, siguiendo la carretera hacia Kesseck, la ciudad fronteriza más grande en el área. Una vez ahí, nosotros podríamos empezar nuestra búsqueda por pistas sobre Drusus Du Barishimon. Después de todo, he oído, que el Imperio era alrededor de cinco veces el tamaño del Reino Rhoden. Dado el tamaño del Imperio, es improbable que nosotros seríamos capaces de mantener el rápido paso al cual nosotros hemos sido capaces de rescatar a los elfos capturados. Bien, a menos que ellos estén siendo retenidos cerca de la frontera… pero no era pesimista de mí parte dudar que ese sería el caso.
Mientras yo fui atrapado en el torbellino de mis pensamientos mientras viajábamos, Ariane de repente colocó su mano sobre mi hombro y me instó a detenerme.
[Espera un segundo, Arc.] Ariane
[¿Cuál es el problema?] Arc
Actualmente, había solo una ordinaria planicie herbosa recorriendo a lo largo de la carretera. El bosque había desaparecido hace algún tiempo, y yo no podía ver ningún monstruo alrededor por el cual deberíamos ser cuidadosos.
Sin embargo, Ariane entrecerró sus ojos y supervisó los alrededores.
Ya que no había ningún peligro serio presente, la constantemente hambrienta Ponta comenzó a golpear ligeramente mi casco con su pata delantera mientras movía su cola.
[El mana es anormalmente denso aquí…] Ariane
Ariane frunció el ceño mientras yo estaba confundido sobre si había algún peligro o no. Era más fácil que monstruos fuertes se asentasen en áreas de alta concentración de mana… Un precedente era que, los elfos vivían en el Gran Bosque Canadá, el cual estaba habitado por una multitud de monstruos.
Ariane pareció notar mi confusión e intentó contestar mi pregunta.
[Normalmente, tipos específicos de árboles, ubicados en ciertos bosques, naturalmente almacenan mana o miasma, el cual se reúne en profundos hoyos y cuevas donde puede ser condensado.] Arc
Aparentemente, el mana estaba circulando como una neblina o niebla. Tomando lo que ella dijo en consideración, eché otra mirada a las planicies en donde estábamos parados. No parecía ser un lugar para que el mana se acumulase.
Aunque yo no podía detectar el mana tan bien, incluso yo empecé a notar la misma leve sensación de hormigueo que sentí cuando entré por primera vez en el Gran Bosque Canadá…
Ariane bajó la capucha de su manto y cuidadosamente peinó el área alrededor con una expresión sombría.
Ella caminó una corta distancia fuera del camino y se agachó por un rato antes de lentamente se ponía de pie mientras sostenía algo en su mano.
[Fragmentos de “Piedras de Cosecha Abundante” …] Ariane
Mientras ella murmuraba eso, ella estaba sosteniendo el fragmento de un cristal purpura arriba en la luz del sol. Ariane procedió a recoger más de los fragmentos esparcidos alrededor de ella mientras yo estaba, una vez más, confundido.
[¿Qué es una “Piedra de Cosecha Abundante”?] Arc
[Bien. Es una herramienta mágica creada por los elfos.] Ariane
[Ya veo, y, ¿qué hace?] Arc
Miré a Ariane mientras ella rodaba uno de los cristales purpuras semi-transparentes en su mano.
[Estás son aplastadas hasta hacerlas un polvo fino y esparcidas finamente sobre los campos para incrementar la vitalidad de la tierra y subir la producción de las cosechas.] Ariane
[Jou.] Arc
Después de oír su explicación, miré a los fragmentos en su mano. Parecía ser una forma de fertilizante sólido, pero eso rogaba la pregunta del porque estos habían sido tirados en una planicie contigua a la carretera. Dejando de lado un campo, yo no podía siquiera ver una casa cerca.
Cuando regresé mis ojos al rostro de Ariane, ella comenzó a hablar antes de que yo pudiese mencionar la pregunta que estaba en mi mente.
[Hay ciertas precauciones que necesitan ser tomadas cuando los manejas. Si estos son dejados sin atención, en un estado aproximadamente destrozado como este, entonces, estos empiezan a liberar miasma que puede atraer monstruos.] Ariane
He oído de una granja volviéndose estéril cuando mucho fertilizante es usado en cortos intervalos, pero esta cosa viene con el riesgo de atraer monstruos cuando se usa incorrectamente.
[¿Recuerdas? ¿Cómo el Gran Bosque Canadá está lleno con inmensos árboles y monstruos?] Ariane
El escenario del Gran Bosque Canadá vino a mi mente mientras asentía a su pregunta.
[Bien, cuando el primer jefe descendió a la tierra, era poco más como un yermo. El primer jefe usó las “Piedras de Cosecha Abundante” para revitalizar la tierra y empezó a cultivar el bosque a como es hoy.] Ariane
Eso fue un programa reforestación malditamente asombroso. Si no me equivoco, el primer jefe formó el precursor de la actual sociedad de elfos de hace ochocientos años, lo que significa que el vasto bosque había brotado en esa corta cantidad de tiempo. Aunque eso sería más fácil de lograr para los elfos de larga vida, era todavía un hecho impactante aprender que el masivo bosque había sido una vez un yermo.
[Cuando los elfos fueron purgados de los países humanos, nosotros necesitábamos una defensa visible, así que el bosque fue plantado apresuradamente al esparcir las “Piedras de Cosecha Abundante” toscamente machacadas por la tierra. Los árboles comenzaron a absorber el exceso de mana, los monstruos empezaron a aparecer, y los humanos huyeron de la tierra. Bien, al menos, así es como se me dijo que el gran bosque tuvo lugar.
Miré a la cantidad de “Piedras de Cosecha Abundante” que punteaban el área mientras escuchaba su explicación. Era más que probable que alguien había las esparcido aquí a propósito.
Esto parece ser la causa del incremento de actividad de monstruos junto a las fronteras de Rhoden y Leburan. La única pregunta que quedaba era quien era el perpetrador…
[¿Están los elfos detrás de esto?] Arc
Cuando hice esta simple pregunta, Ariane me dio una mirada enojada.
[¿Qué ganarían los elfos al esparcir “Piedras de Cosecha Abundante” a lo largo de la frontera de un país humano?] Ariane
Su fuerte respuesta era todo lo que yo necesitaba oír para saber que ella ni siquiera consideraba a los elfos como aquellos detrás de esto.
Sin embargo, era posible que los elfos se beneficiasen de los artículos con la habilidad de convocar monstruos. Si, por ejemplo, los elfos decidiesen liberar monstruos para perturbar el orden público de un país vecino, ¿qué le pasaría al comercio local?
Ya que yo no era tan conocedor sobre la relación de los elfos con las naciones vecinas, yo no podía ser descuidado en lo que decía. También, yo solo enojaría a Ariane si continuaba con este tren de pensamientos.
[Aunque nosotros, los elfos, somos los fabricantes de los artículos, no somos los únicos en posesión de ellos. Una multitud de “Piedras de Cosecha Abundante” han sido comercializadas a nuestro único compañero comercial humano, el Archiducado Rinburuto, así que ellos pudieron venderlos a otros países.] Ariane
La habilidad de las “Piedras de Cosecha Abundante” para incrementar la producción del cultivo sería útil en cualquier país humano, así que tener el monopolio debe haber sido bastante lucrativo para el Archiducado Rinburuto.
Considerando la escasez de este artículo, no hay manera que estas “Piedras de Cosecha Abundante” hayan sido esparcidas en esta área sin la orden de algún gobierno.
[Aun así, es un fertilizante bastante peligroso. Los problemas están obligados a surgir cuando se coloca en las manos de los humanos.] Arc
Ariane aplastó los fragmentos de “Piedras de Cosecha Abundante” en su mano antes de dejar al polvo ser llevado por el viento.
[Estos fueron originalmente creados para cultivar un bosque. El único riesgo del cual mis ancestros estaban preocupados eran los monstruos que podían potencialmente ser atraídos.] Ariane
[Jo, ¿son los humanos inconscientes del efecto secundario de atraer monstruos?] Arc
Ariane meramente agitó su cabeza mientras ella contestaba en un tono disgustado.
[Personas codiciosas están por todas partes.] Ariane
[… Ya veo.] Arc
Sabiendo que la producción de la cosecha subía al esparcir una delgada capa de polvo sobre sus campos, habría personas que ignorarían los riesgos y las instrucciones en un intento para incrementar sus propias ganancias.
Descubrir el efecto secundario de las “Piedras de Cosecha Abundante” no sería tan difícil.
Sin embargo, los elfos a sabiendas de esto, suministraron a los humanos con estas piedras, lo que significa que ellos lo consideraron ser un riesgo aceptable si los países humanos fuesen invadidos por los monstruos y árboles, un ambiente donde ellos mismos están acostumbrados.
Bien, esto era solo especulación de mi parte…
[¿Hay un método para contraatacar estos efectos secundarios?] Arc
Le hice a Ariane esa pregunta bajo la suposición de que las “Piedras de Cosecha Abundante” mal utilizadas estuviesen detrás del incremento de la actividad de monstruos y que el problema sería resuelto una vez los efectos de las piedras fuesen negados.
[Los efectos pueden ser suprimidos un poco si los fragmentos fuesen enterrados, pero eso sería ineficaz a menos que sepas el tamaño del área en que estos fueron esparcidos.] Ariane
Ella hizo otro escaneó del área antes de encoger sus hombros.
Nosotros no teníamos ni la mano de obra, ni el tiempo para lidiar con este problema. Las únicas opciones que teníamos sería buscar y aplastar los grandes fragmentos de las “Piedras de Cosecha Abundante” y dejar al viento llevarse el polvo.
Estaba a punto de hacerle a Ariane otra pregunta, pero entonces, yo simplemente suspiré y encogí mis hombros.
Nueve veces de diez, este era el trabajo de una nación humana y yo podía solo suponer sus razones para hacerlo.